Diabetes: ¿Cómo el Choi Kwang Do puede ayudarnos?
2010-06-06
 
La Diabetes es una enfermedad que afecta a millones de personas en el mundo, pero en entrenamiento regular en Choi Kwang Do puede ayudarnos a prevenirla y/o combatirla si está instalada
Diabetes: ¿Cómo el Choi Kwang Do puede ayudarnos?

La diabetes es un problema de salud mundial. En Estados Unidos es una de las principales causas de muerte ya que una gran parte de la población padece esta enfermedad. Se estima que hay 16 millones de personas con diabetes en Estados Unidos, con otra estimación de 8 a 16 millones de personas que la padecen pero no han sido diagnosticadas. Entonces, probablemente 32 millones de individuos solamente en Estados Unidos, están sufriendo esta enfermedad. En el Reino Unido, las estadísticas en el año 2004 revelaron que 1.8 millones de personas han sido diagnosticadas y sufren diabetes, y 1 millón más no han sido diagnosticadas pero tienen la enfermedad.
La diabetes, la obesidad y la hipertensión (presión arterial alta) están interrelacionadas. La presión arterial alta y el sobrepeso aumentan diez veces las posibilidades de desarrollar diabetes. Los diabéticos tienen altos niveles de azúcar – que a largo plazo dañan las arterias, las venas y los capilares sanguíneos (pequeños vasos sanguíneos). Los científicos dicen que esto ocurre porque el azúcar de la sangre no entra en las células (hacia las mitocondrias) donde se la necesita.
Gerald Shulman del Instituto Médico Howard Hughes en la Facultad de Medicina de la Universidad Yale descubrió que las personas con estilos de vida sedentarios (la falta de ejercicio) pueden desarrollar resistencia a la insulina –uno de los mayores factores de riesgo para la diabetes. Esto se debe a la disminución de las mitocondrias (citio por excelencia de producción de energía en el interior de las células) por la inactividad física. Numerosos estudios científicos han demostrado que la cantidad de mitocondrias puede aumentarse con el ejercicio físico, pero el estudio de Shulman mostró que el ejercicio físico aumentó más las mitocondrias por la activación de la enzima AMPkinasa. Entrenando y permaneciendo activa, la gente puede mantener los valores de mitocondrias elevados y por ende la diabetes controlada.
En otro estudio, el Dr. Ming Wei y sus colaboradores del Instituto Cooper en Dallas, Texas encontraron que los hombres que participaban en ejercicios aeróbicos regularmente podían reducir el riesgo de desarrollar diabetes en un 50%.El Dr. Charles Clark, Jr. del Centro Médico de Veteranos Richard Roudebush en Indianapolis en la editorial de este estudio dijo, “La información que sustenta los beneficios de la actividad física es abrumadora”. “Los doctores deberían incentivar a sus pacientes con diabetes a que participen del ejercicio físico regular”.





¿Cómo puede ayudar el Choi Kwang Do?

El Choi Kwang Do ha sido diseñado para el bienestar. ¿Pero qué componentes del sistema de Choi Kwang Do pueden prevenir o incluso tratar los efectos de la diabetes? Ambos ejercicios: las formas (Combinaciones de movimientos predeterminadas) que se realizan habitualmente de manera aeróbica y los ejercicios de velocidad (combinaciones de movimientos predeterminados para mejorar la velocidad) que se realizan habitualmente de manera anaeróbica; deberían ser implementados pero en niveles de intensidad de bajo a moderado sumados también con ejercicios de estiramiento.
Los movimientos prolongados, fluidos, rítmicos que se realizan en Choi Kwang Do podrían estimular los músculos más que cualquier otro tipo de ejercicios convencionales y otros programas de entrenamiento. El entrenamiento de Choi Kwang Do podría inducir a una mayor consumo y utilización de la glucosa.
En Choi Kwang Do, ya hemos trabajado con muchas personas que tienen diabetes con gran éxito hasta este momento.
A continuación citamos algunos testimonios de personas diabeticas que entrenan Choi Kwang Do.

Venció la Diabetes
Mientras crecía de niño, yo era muy activo, jugaba fútbol, fútbol americano, básquet y entrenaba en artes marciales a los 10 años. A los 26, sin embargo pasó algo que cambiaría para siempre mi vida.
En lo que respecta a mi salud, no me estaba sintiendo bien. Estaba siempre sediento, tenía muy poca energía durante el día, estaba empezando a perder peso (estaba ya bastante delgado) y estaba comiendo como para dos personas, sin embargo sentía hambre 1 o 2 horas más tarde.
Decidí ir al médico para que me realizara un examen físico. Durante el examen, el doctor controló el azúcar en sangre y descubrió que era más de 250mg/decilitro. Un valor normal es de más o menos 100mg/decilitro).
El doctor inmediatamente estableció una consulta para que vea al especialista al día y quedó acordado que tenía diabetes de Tipo 1.
Las primeras semanas después del diagnóstico fueron duras. Comencé a darme inyecciones de insulina antes de cada comida y controlaba el azúcar en sangre 4 o 5 veces al día. Siempre era difícil saber cuánta insulina darme con cada comida, y cómo ajustar mi insulina basado en la cantidad de ejercicio que realizaba durante el día. Esto provocó bastantes episodios hipoglucémicos, cuando mi glucemia bajó demasiado. La hipoglucemia puede causarse mientras se hace ejercicio, en seguida o hasta incluso un día después. Lo puede hacer sentir tembloroso, flojo, confundido, irritable, hambriento o cansado. Puede hacerlo sudar mucho o tener dolor de cabeza. Si la glucosa baja demasiado, puede desmayarse o tener un ataque.
Ahí fue cuando acudí a pedir ayuda a Grandmaster Choi y a Choi Kwang Do. He estado entrenando Choi Kwang Do desde 1988 y al momento del diagnóstico en1998 era 2do Dan Cinturón Negro e instructor parte del tiempo en una escuela en la zona de Georgia. Acordé con Grandmaster Choi varios encuentros para conversar sobre la diabetes y desarrollar un plan de nutrición y entrenamiento que estuviera adaptado a mi nuevo estilo de vida. Grandmaster Choi me aconsejó qué comidas comer y cómo los carbohidratos impactaban en los niveles de azúcar en sangre en el cuerpo. Además de mi entrenamiento de Choi Kwang Do 3 veces por semana, Grandmaster Choi me ayudó a organizar una dieta especial que reduciría la cantidad de grasa, sal y carbohidratos que comía diariamente.
El entrenamiento regular de Choi Kwang Do y el cuidado con la dieta me han permitido reducir la cantidad de insulina que tomo diariamente. Durante un día solía tomar aproximadamente 30 unidades de insulina y ahora esa cantidad ha bajado a más o menos 18.También las visitas al doctor, mis valores de azúcar en sangre a largo tiempo son casi los mismos que los de una persona sin diabetes.
Estoy feliz de decir que 6 años después de haber sido diagnosticado, me siento en la mejor forma de mi vida y a veces hasta me olvido que tengo diabetes.En marzo 2001 rendí examen y alcancé 4to Dan Cinturón Negro y estoy en camino para lograr en pocos años mi objetivo máximo de 5to Dan en Choi Kwang Do o, Master.No puedo expresar cuán agradecido estoy a Grandmaster Choi y a Choi Kwang Do por ayudarme a vencer esta enfermedad y vivir una vida normal y feliz.

Kevin Gallagher, 5th Degree Black Belt, Kennesaw CKD, www.kennesawckd.com

Hypertension and Diabetes Reversed

A los 52 años me sentía física y mentalmente exhausta casi todos los días.
Había estado luchando contra el asma, hipertensión y diabetes de tipo 2, sin mencionar operaciones de rodilla pasadas. Tenía un trabajo desgastante física y mentalmente como forense y consejera familiar y no estaba físicamente activa como debería haber estado por años. Entoces, anoté a mi nieto en Choi Kwang Do. En realidad, siento que fue una “ intervención divina” probablemente que me hizo recordar que le había prometido averiguar en escuelas de “karate” ese día mientras manejaba por la ruta, recordé un edificio que pensé que era una escuela de artes marciales. Digo que debe haber sido un tipo de intervención divina porque mi conocimiento de la diferencia entre un arte marcial y otro era nulo y ese edificio que había recordado era ¡la sede de Choi Kwang Do! Cuando el director del programa me invitó a unirme, también, tenía mis dudas. No tenían un uniforme que me quedara bien, no podía tocarme las rodillas, y menos los dedos de los pies, durante el estiramiento y de verdad pensé que me desmayaría y moriría durante la lucha contra el escudo el primer mes. Pero, tuve que admitir que me sentí mucho menos estresada y estaba disfrutando las clases, entonces continué. Y, creo que pueden adivinar el resto de la historia.
Mi salud, mental y física, comenzó a cambiar. El doctor seguía asombrándose de mis análisis de azúcar en sangre (aunque tengo que admitir que no siempre fui aplicada con mi dieta), bajó el colesterol, mi presión sanguínea y el corazón estaban bien y estaba mucho más flexible – ¡ambas física y mentalmente! Ahora, cinco años después, mis análisis de sangre dan como resultado “no es diabética “y mi doctor dice que mi electrocardiograma y el colesterol están “excelentes”. Me hicieron pruebas de densidad ósea y miraron la forma de mis huesos y anunciaron que, desde su perspectiva, yo tenía solamente 35 o 40 años. Sin embargo, ¿de qué sirve tener buena salud si no se tiene una razón para usarla? Choi Kwang Do ha hecho eso, también. Qué hermosa “familia” de mentores y amigos he ganado. La visión y el estímulo de Grandmaster Choi me alentaron a arriesgarme a comenzar un nuevo negocio y una carrera – una que disfruto – a los 55 años. ¿Se imaginan que hubiese pasado si hubiese encontrado una escuela de arte marcial distinta? ¡Intervención divina, por cierto!

Margaret Moore, 2nd Degree Black Belt, Choi Kwang Do Smyrna, www.ckdsmyrna.com

Fuente: Choi Kwang Do Martial Art International
Traducción: Silvia Leon - Modificado y revisado por José Luis Giarone