b_country_side_day_2008_05_25_003.jpg

Choi Kwang Do: El ejercicio ideal del siglo XXI

 

 

La necesidad de movernos es biológica – el movimiento es esencial para la salud. Pero la sociedad ha cambiado y el ejercicio debe adaptarse a la necesidad del siglo XXI.

Necesitamos un tipo de ejercicio progresivo, desafiante, pero al mismo tiempo que sea no competitivo y agradable  y que de los resultados que deseamos en un plazo más corto. También debe darnos la oportunidad a que nuestros objetivos sociales se cumplan (no tanto trabajar aislado) para mantenernos saludables a largo plazo, CKD como estilo de vida cumple con esta necesidad. Si eligen entrenar regularmente en CKD monitoreando los niveles de intensidad, frecuencia y duración, ustedes pueden llegar alcanzar los niveles óptimos de salud. Porque las técnicas están basadas en la biomecánica; los músculos, tendones y ligamentos pueden trabajar todos juntos para fortalecerse. El entrenamiento de CKD también influye positivamente en las funciones de los órganos y los sistemas del cuerpo, estimula el cerebro, ayuda a mantener el equilibrio de la química del mismo, aumenta la producción de anticuerpos y activa más células “natural killers” (son un tipo de glóbulos blancos) que mejoran el sistema inmune. El ejercicio demasiado intenso, en contrapartida, suprime el sistema inmunológico.

 

Cuando comienza el entrenamiento de CKD, los alumnos necesitan que su cuerpo atraviese un período de adaptación. Si bien puede llevar algún tiempo para que una persona que no está en buen estado físico vea cambios fisiológicos, ésta se sobrepone porque nuestro entrenamiento es estimulante y divertido desde la primera clase.

Después de unos meses, se notarán grandes progresos físicos: Los niveles de azúcar en sangre, los lípidos, la presión sanguínea, el flujo de sangre a los músculos, el equilibrio de neurotransmisores del cerebro y la capacidad de los músculos y del hígado para almacenar glucógeno, todo esto va a mejorar.

Estos cambios también requieren cambios en otros sistemas e influyen positivamente a la funcionalidad de esos sistemas.

Son estas modificaciones las que ayudan a que nuestro cuerpo se fortalezca, que funcione mejor y que se reduzca notablemente el riesgo de desarrollar enfermedades hipokinéticas.

Entre los primeros cambios que los alumnos principiantes comienzan a experimentar podemos mencionar: el aumento de los niveles de energía, la mejoría de la confianza y autoestima, la reducción de la ansiedad y una capacidad general de hacerle frente al estrés y la rutina diaria.

Pronto el ritmo del corazón y la presión sanguínea disminuyen y los sistemas autonómicos simpático y parasimpático, se equilibran.

Para lograr beneficios de salud a largo plazo, el sistema nervioso debe ser entrenado en un ambiente multisensorial y en distintos planos.

El entrenamiento en un ambiente no competitivo asegura que la naturaleza del ambiente multisensorial puede ser beneficiada si se trabaja con un compañero. Como se evita el contacto, el sistema CKD es más estimulante que muchas otras formas de ejercicio y requiere más altos niveles de atención y concentración que si se entrena solo.

También el ejercicio aeróbico y anaeróbico son partes de las clases de CKD, porque entendemos que ambos son necesarios.

El ejercicio aeróbico mejora la resistencia del corazón aumentando el bombeo de sangre, lo que agranda el ventrículo izquierdo.

El ejercicio anaeróbico fortalece las paredes del ventrículo izquierdo por la presión aumentada.

Con un adecuado entrenamiento cardiorrespiratorio, los capilares de la sanguineos se extienden y pueden bajar el ritmo del corazón en reposo.

Sin un ejercicio adecuado, la presión sanguínea puede subir ya que los capilares se achican.

El sistema de CKD esta diseñado para estimularnos e influenciarnos física y mentalmente. Como las personas son esencialmente sociales, también necesitan interactuar con otros, alimentarnos, jugar, preocuparnos por reducir el stress y el ámbito no competitivo de CKD provee todo eso.

Entendemos que todos estos factores pueden ayudarnos a aprender más y a vivir más felices, tranquilos prolongar nuestra vida.

Los movimientos de CKD se realizan de una manera relajada y suave cuando se realizan al aire, pero cuando se realizan a un objetivo pueden producir increíble fuerza por el uso de patrones apropiados de biomecánica.

Cuando se combinan con entrenamiento a un objetivo, esto patrones son una poderosa arma para desarrollar la fuerza en huesos y articulaciones.

Se trabajan ambas partes del cuerpo por igual, la derecha y la izquierda y trabajamos el cuerpo en los tres planos de movimiento.

Para el cerebro, siempre hay algo nuevo para aprender y disfrutar y nuestros principios, el compromiso de los adultos y la promesa de los niños predisponen la mente de forma positiva. Evitando la competencia, nos liberamos del stress, la ansiedad y el miedo al entrenamiento.

Aunque es un arte marcial de defensa personal, nuestro objetivo es evitar situaciones de defensa personal, no porque seamos inseguros, sino porque preferimos perdonar a nuestros oponentes con compasión.

Ya que el CKD fue diseñado en conjunción con la ciencia del movimiento humano y es sistemáticamente progresivo, nuestras técnicas son mucho más efectivas para la producción de fuerza y la defensa personal que otros programas diseñados sin principios científicos. Además, son más adecuadas para mejorar la salud y tener una vida más prolongada.

Los movimientos sofisticados son ideales para activar los factores de crecimiento nervioso (NFG Nerve Growth Factor) en el cerebro, los que son importantes para que sea posible y más eficaz la neurogénesis.

Nuestros estiramientos se realizan suavemente, por lo tanto, son una excelente forma de reducir el stress. El sistema completo ayuda a prevenir el deterioro de articulaciones, músculos, tendones, ligamentos y hasta el cerebro. El golpe correcto a objetivos previene enfermedades tales como la artritis y la osteoporosis. Está demostrado que el impacto oseo previene la pérdida de hueso, así como también promueve su crecimiento, y CKD puede ayudar a que sus huesos y articulaciones se mantengan fuertes y saludables.

Para que el ejercicio beneficie al cuerpo y a la mente, tiene que ser divertido, y el entrenamiento de CKD puede ser muy placentero y gratificante.

Simplemente entrenando con gente de la misma mentalidad puede crear un sentimiento de unión. La amistad de CKD dura porque amamos nuestro arte y las personas se sienten bienvenidas desde el principio en nuestras escuelas. Somos un arte marcial amigable, que ama, que ejercita ambos el alma y el cuerpo -el entrenamiento ideal del siglo XXI.